viernes, 31 de octubre de 2014

PADRES DE FAMILIA SON RESPONSABLES DE LOS VIAJES DE PROMOCIONES

Los viajes de promociones estudiantiles están bajo estricta responsabilidad de los padres de familia quienes autorizan las excursiones, afirmó Pablo Díez, presidente de la Junta de Padres de Familia del distrito educativo de Trinidad, quien recordó que una instrucción del Ministerio de Educación prohíbe este tipo de viajes.

Días atrás, un grupo de estudiantes murió en el interior del país en un viaje de promoción.

“La circular 01/2014 que emite el Ministerio de Educación establece claramente que están prohibidos los viajes de promociones. Aquellas promociones, aquellas unidades educativas que tengan que salir afuera del Departamento, afuera del país, está bajo la única responsabilidad de los padres de familia, de los propios estudiantes y de quienes los llevan, que en este caso es su tutor”, aseguró.

“Si la Dirección Distrital o Departamental, a pedido de los padres de familia, extiende un permiso para que los estudiantes puedan salir de viaje de promoción, pero ese permiso va bajo la única responsabilidad del padre de familia, o sea cualquier cosa que pase al estudiante en el viaje, el responsable es el padre de familia, porque así lo establece la norma”, sostuvo.

325 AÑOS DE FUNDACIÓN DE SAN IGNACIO DE MOXOS, CON MÁS CONFLICTOS QUE PERSPECTIVAS

Por: Roberto Carlos Hurtado G
Periodista mojeño en Santa Cruz


Este 1 de noviembre San Ignacio de Moxos cumplirá 325 años de fundación, toda una historia, toda una época, todo un pueblo; todo un patrimonio, toda una cultura que se enriquece y crece; toda una religiosidad popular practicada y vivida por gente humilde, sencilla, valiente, alegre, que mira el horizonte en lontananza sabiendo que llegar a él está lleno de curichis, cerrateputales, garabatales, pero sabe que es posible alcanzarlo.

Este 1 de noviembre será diferente, encuentra a gran parte de la población movilizada y su principal institución, su gobierno cercano, con sus oficinas cerradas, debido a que el ejecutivo municipal, está descabezado, un alcalde suspendido (Basilio Nolvani) y una alcaldesa interina (Gladis Viana) que no asume su interinato y van más de 15 días sin ejecutar, a ello se suma un concejo municipal que tampoco asume su verdadero papel conferido por ley.

San Ignacio de Moxos, tercera misión jesuítica, fue fundado el 1 de noviembre de 1689 por los misioneros Antonio de Orellana, Juan de Espejo y Álvaro de Mendoza. Su primera ubicación fue a 20 kms al sur de su actual ubicación. Ha sido declarado capital folclórica del Departamento de Beni en 1975, capital espiritual de los pueblos misionales del cono sur en 1997 y la Ichapekene Piesta (Fiesta Grande) es Patrimonio Intangible de la Humanidad, declarado por la UNESCO en 2013.

Y es que Moxos es un lugar que enamora, que encandila, que obnubila; donde parece que el tiempo se detiene, en la tarde las horas parecen no querer irse y viene la tristeza.

Y la tristeza parece haberse quedado, parece haberse enamorado de San Ignacio de Moxos, pues su desarrollo, no solo se ha estancado, sino que ha retrocedido.

Las mediciones de desarrollo son tan variadas, y al parecer las autoridades elegidas por el pueblo, parece que no se han dado cuenta que el contar con agua potable las 24 horas, los 365 días del año, es uno de los indicadores mínimos de desarrollo, porque la calidad del agua va ligado a la buena salud y al tener buena salud, el niño y la niña puede jugar, puede estudiar, el hombre y la mujer puede rendir mejor en su trabajo.

Pero no solo basta tener agua potable, también hace falta un buen sistema de salud con profesionales de alto nivel y que se les garantice su puesto de trabajo y, claro, pasa porque el Gobierno Municipal cumpla con su rol en dar solución a estos problemas básicos de desarrollo, también pasa por la voluntad política.

Dicen que cada pueblo tiene las autoridades que merece, pero ¿Hasta cuándo los curichis, los garabatales y los cerraputales seguirán siendo el obstáculo para alcanzar el horizonte en Moxos?

1 de noviembre será una ocasión de reflexión para los mojeños y mojeñas, pero también será un momento para alzar la tutuma con chicha y brindar para que el horizonte no sea lontananza.

jueves, 30 de octubre de 2014

LOS KALLAWAYAS Y LA ÚLTIMA HELADA

Tres estudiantes cruzaron el océano Atlántico, llegaron a los cuatro mil quinientos metros sobre el nivel del mar hasta la cuna de la cultura Kallawaya, en el occidente boliviano, y regresaron a casa con una historia para contarle al mundo.

El proyecto de filmar los cambios climáticos había nacido meses atrás en la Universidad de Saint Andrews en Escocia, donde recaudaron unas nueve mil libras que garantizaron su ejecución.

Después de una semana de aclimatación en La Paz, las entusiastas documentalistas emprendieron el viaje hacia el País de los Médicos.

El automóvil que tenía que llevarlas hasta Chakarapi, una comunidad originaria, se detuvo en cierto punto del camino porque continuar no era posible ante la ruta pedregosa. Así que, las muchachas acostumbradas a los beneficios de la vida moderna tuvieron que cargar su ropa, provisiones y pesados equipos que utilizarían para registrar en video la investigación. La caminata duró cuatro horas.

Hacía frío pese a que estaban lo más cerca del sol de lo que nunca antes habían estado, cuatro mil quinientos metros sobre el nivel del mar, casi en el techo de la tierra. A esa altura, en esa latitud terrestre, el sol quema la piel pero no calienta el cuerpo y, parece que para dar un paso detrás del otro se necesita el doble del esfuerzo, pero valía la pena. Ante sus ojos se abría un paisaje sorprendente, sin duda avanzaban hacia el techo del mundo, donde lo celeste del cielo no se tiñe con los gases contaminantes que cubren las grandes ciudades modernas.

El equipo femenino estaba integrado por Alice Rowsome, Eliza Upadhyaya y Nicole Sanjines , tenía la intención de registrar en video la vida de los Kallawayas, una cultura ancestral boliviana que se caracteriza por sus conocimientos en cuanto a la medicina natural, un legado que viene de la época del imperio Inca. Casi a ciegas eligieron la comunidad Chakarapi en la zona de Apolobamba, provincia Bautista Saavedra del departamento de La Paz.

“Fue toda una aventura”, dijo Sanjines. “Todos los días era algo nuevo”, contó semanas después de que bajó de la cordillera y se reencontró con amigos y familiares en la ciudad de Trinidad, el lado opuesto al altiplano boliviano, pero también otra víctima del cambio climático.

“Es un proyecto de estudiantes, para estudiantes, para crear conciencia en la mente de los jóvenes, porque cambio climático no es algo que se piensa, así todo el tiempo. (Uno) piensa, (el cambio climático) es algo que en el futuro sí nos va a afectar, pero en realidad es algo que ahorita está pasando y eso es lo que estamos tratando de decir”, explicó.

Tal vez la primera vez que extrañaron la vieja Escocia, país donde estudian, fue la primera noche que pasaron en la casa de adobe del altiplano boliviano, en un pequeño cuarto diseñado para atrapar la mayor cantidad de calor posible con el cual soportar las gélidas noches altiplánicas. Cuando abrieron los ojos al día siguiente, toda la familia del hermano de José Mendoza ya estaba de pie, carneando una alpaca, actividad que sorprendió a las documentalistas por la mezcla de rigurosidad y naturalidad con que desarrollaron el sacrificio del animal.

“Es una tarea que está llena de simbología y debe cumplirse casi como un ritual”, contó. Fue un contacto impresionante con las prácticas y costumbres de una familia tradicional Kallawaya, de rostros duros, cobrizos, pero capaces de aceptar a desconocidas por tres semanas sin hacer muchas preguntas y haciendo lo posible para que se sientan como en casa.

Sanjines describió a las familias Kallawayas como gente muy buena, sana y fuerte. Dijo admirar la fuerza de las mujeres que muchas veces tienen que encargarse solas de la producción de papa para elaborar chuño.

La mayoría de las familias se dedican a la crianza de alpacas, principalmente, aunque también ovejas. Sin olvidar que la actividad más importante para ellos que es la medicina natural, a través del conocimiento de plantas y animales de la región.

Es en la producción de chuño, que los Kallawayas están sufriendo con mayor fuerza los efectos del cambio climático.

El chuño tiene como materia prima la papa, tubérculo que es sembrado en las pronunciadas pendientes del cerro, lo que muchas veces complica aún más la tarea.

Una vez cosechada entre la tierra y piedras, la papa es transportada en lomo de llamas o burros durante horas, por caminos serpenteantes, donde duermen las nubes.

“Hacer chuño es un proceso extremadamente largo”, contó Sanjines, y las familias de Chakarapi deben sortear aún otro problema, el incremento en la temperatura ambiente, el cual no han podido solucionar en su propia comunidad por lo que deben recurrir a sus vecinos, que se encuentran más cerca del cielo todavía, a seis mil metros sobre el nivel del mar, en la comunidad de Pujiuni.

“Ahora tiene que ir hasta allá, al cerro, pero su hogar no es en Pujiuni, entonces se quedan ahí dos o tres días sólo para hacer el chuño. Una vez se quedaron dos, tres días, volvieron y dijeron: no funcionó, vamos a tener que volver”, contó.

El cambio en el clima también está afectando la producción de pasto, por lo que las alpacas tienen menos fuentes de alimentos. También les resulta más difícil predecir la llegada de las heladas lo que hace tropezar en la producción de sus plantas medicinales, otra fuente de subsistencia de la comunidad originaria.

Los habitantes del altiplano dueños de los saberes medicinales ancestrales ahora enfrentan uno de los más grandes retos de su historia, mientras se adaptan a las nuevas condiciones climáticas esperan que nunca llegue la última helada.

viernes, 24 de octubre de 2014

BOMBEROS SIN DESCANSO POR FUEGO Y LLUVIA

Cuando los integrantes de la unidad de Bomberos “Antofagasta” de la Policía pensaron que iban a tener tregua en su trabajo, la fuerte lluvia los hizo despertar y corrieron a atender un caso en el que el protagonista ya no fue el fuego, de las últimas semanas, sino el fuerte viento.

El capitán Oscar Miranda informó que la lluvia de este miércoles los casos de incendios de pastizales se redujeron. Antes atendían un promedio de cuatro quemas por día, pero el miércoles recibieron sólo dos llamados de auxilio.

“Hemos tenido dos casos de focos de calor, incendios forestales, nos ha ayudado de esa manera la lluvia, pero nos ha traído también como consecuencia vientos que han sido fuertes y como resultado de esto hemos tenido casas que han sufrido daños.

El viento se ha llevado los techos, un caso al que ha asistido la unidad de bomberos es el que se ha presentado en la zona Paitití, próximo a la Dirección Departamental de DIPROVE”, dijo. El capitán Miranda aclaró que en ese hecho nadie resultó herido.

Hay reportes de otros techos de casas que habrían sufrido similar suerte, sin que alguien haya resultado lesionado.

QUINTANA RECONOCE “ERRORES” Y ESPERA UN "SEGUNDO TIEMPO”

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo que se cometieron errores en la campaña hacia las elecciones presidenciales recientes, y que se viene el segundo tiempo con la oposición, haciendo referencia a las elecciones regionales.

“Hemos debido cometer errores también en la disputa electoral, hemos debido cometer errores tácticos, hemos debido cometer errores estratégicos en las campaña electoral, los vamos a corregir. Tenemos 19 alcaldes en disputa, asamblea en disputa, gobernación en disputa”, indicó la autoridad.

Recordó que el Movimiento Al Socialismo (MAS) en la elección de 2009 obtuvo el 37 por ciento de los votos en el Beni, mientras que en los últimos comicios subió al 41 por ciento, que lo ratifica como la segunda fuerza política en el Departamento.

“Deberíamos crecer más, es posible. El primer tiempo de la campaña electoral terminó el 12 de octubre, el segundo tiempo viene para el mes de marzo”, sostuvo.

“Tenemos cinco años más para gobernar, vamos a gobernar para el departamento del Beni con la misma equidad, justicia, igualdad que para los otros departamentos”, aseguró.

jueves, 23 de octubre de 2014

HOMBRE MUERE AHOGADO DURANTE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

El hombre que murió ahogado en Las Palquitas, la noche del martes, formaba parte del equipo del Centro de Investigaciones de Recursos Acuáticos (CIRA), y su muerte se produjo cuando realizaba una investigación científica.

Sobre este lamentable deceso, el director del CIRA, que depende de la Universidad Autónoma del Beni (UAB), Federico Moreno Aulo, informó que Roland Salvatierra, solicitó integrar un equipo de profesionales a fin de realizar su trabajo de grado en ictiología y biología pesquera, al ser egresado de la carrera de Turismo.

Para avanzar en su proyecto, se integró al equipo de técnicos que hace el estudio de la Dinámica de Población de Peces en Aguas Altas y Aguas Bajas en la zona de Las Palquitas.

Justamente, el martes estaba programado hacer un muestreo en horarios claves: de 6 a 8 de la mañana y por las tardes de 6 a 8 de la noche.

Fue en el segundo muestreo de la jornada ocurrió el fatal desenlace. A las 6 de la tarde procedieron al templado de la malla y cuando se aprestaban a recogerla a eso de las 8 de la noche, Salvatierra que estaba a un metro de uno de sus compañeros dijo: “había estado hondo por aquí, ayúdame, me estoy sumiendo”, según Moreno.

El Director aseguró que todo ocurrió en segundos, cuando el compañero reaccionó para darle la mano, éste ya se estaba sumiendo y vanos fueron los intentos por ayudarlo a salir a un lugar no tan profundo.

Salvatierra murió a los 43 años de edad. Fungía como guía del Museo Ictícola. En la puerta del Museo, sus colegas pegaron un cartel en el que se leía: “cerrado por luto”.

CONTINÚA EL CONFLICTO EN SAN IGNACIO DE MOXOS



Pobladores de San Ignacio de Moxos cumplieron un paro cívico, este miércoles, en protesta por lo que consideran una mala administración municipal a la cabeza del alcalde Basilio Nolvani del Movimiento Al Socialismo (MAS).
El paro fue convocado la noche del martes y cumplido por la población ignaciana este miércoles, mientras que en las afueras del pueblo se tornaba tensa la situación en el punto de bloqueo de la carretera San Ignacio de Moxos y Trinidad, informó radio Mátire.
Los padres de familia de San Ignacio están movilizados exigiendo que se restituya el desayuno escolar, un servicio interrumpido ante la falta de pago a las proveedoras. Los maestros, por su lado, exigen la cancelación de sueldos que se les adeuda a trabajadores de este sector con contratos municipales.
La primera medida asumida por los padres de familia del núcleo Marchena y profesores fue la toma pacífica de las instalaciones de la alcaldía municipal. Además decidieron no enviar a sus hijos a las unidades educativas por lo que las actividades fueron suspendidas, desde hace una semana.
También exigen el desembolso de recursos para el mantenimiento de la Biblioteca Pública y del Museo de Moxos.
Otros de los sectores sumados a esta medida es el de salud por el supuesto despido de más de 15 trabajadores así lo dijo Ingrid Chicaba, secretaria ejecuta del sector.
Mercedes Yabeta, dirigente de los Maestros Urbano, dijo que ya no es solo un sector sino todo el pueblo el que está movilizado por una causa justa, por los niños de las diferentes unidades educativas y la supuesta mala administración del Gobierno municipal.
Por su parte, el alcalde Nolvani dijo que brindará informe oral a toda la población y no a unas cuantas personas. La autoridad aseguró que el día viernes estuvo reunido con representantes de los sectores sociales y diferentes distritos con quienes llegó a un acuerdo, que se estaría cumpliendo.

miércoles, 22 de octubre de 2014

CREEN QUE "EL DUENDE" SE LLEVÓ UN NIÑO EN EL TIPNIS

Habitantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) creen que “el duende”, personaje mítico del oriente boliviano, se llevó a un niño de un año y medio de edad, en la comunidad de Gundonovia.

El menor de edad desapareció de su casa la mañana del viernes de la semana pasada. Desde entonces lo están buscando con desesperación por el monte e incluso siguiendo la corriente del río, en caso de que haya caído al agua.

“El duende se lo llevó. El duende lo lleva y lo tiene al niño, durante un tiempo, lo tiene en cierta parte, lo tiene en las chipasones, lo tiene en la pampa, eso es lo que creemos que pudo haber sucedido”, dijo el padre del menor.

El hombre, que tiene otros dos hijos, uno de seis años y otra de dos, dijo estar seguro de que su hijo está vivo, y lo que se necesita saber es dónde se encuentra.

“Yo como padre de familia, como padre de él voy a seguir, quiero seguir buscando, quiero encontrarlo, quiero agotar mis últimos esfuerzos que me quedan para poder encontrar a mi hijo”, declaró vía telefónica.

El duende es un personaje propio de las tradiciones regionales, cuya existencia no ha sido probada, pero que se mantiene vivo entre las creencias de muchos pobladores.

La vida de la comunidad indígena fue alterada por la desaparición del niño y a pesar de que han pasado más de tres días, continúa la búsqueda entre los árboles y la maleza.

SAN IGNACIO PROTESTA POR SUPUESTA MALA ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL

Bloqueo de la ruta Trinidad-Santa Cruz. Foto Radio Mátire
Vecinos de San Ignacio de Moxos cumplen un paro cìvico con bloqueo de la ruta que los conecta con la capital del Beni para protestar en contra de una supuesta mala administración municipal que lleva adelante el alcalde Basilio Nolvani del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Padres de familia interrumpieron el tráfico vehicular desde y hacia Trinidad, exigiendo el restablecimiento del desayuno escolar y la cancelación de sueldos de varios funcionarios que prestan sus servicios en las áreas de educación y salud.

Cristian Cuellar, dirigente del Magisterio Urbano, aseguró a radio Mátire que no suspenderán la medida mientras no se atiendan los pedidos.

Otro de los sectores acoplados a las movilizaciones es el de salud, por supuestos despidos injustificados de trabajadores.

Un punto que se ha incluido en el pliego petitorio es el desembolso de recursos para el funcionamiento de la Biblioteca Pública y el Museo de Mojos.

El bloqueo se inició este martes, luego de que fracasaran las negociaciones con el alcalde Nolvani la semana pasada, cuando fueron tomadas las oficinas de la alcaldía.

Mientras tanto hay una larga fila de vehículos esperando poder llegar a sus destinos desde ambas partes del bloqueo. Los pasajeros se mostraron molestos porque después de viajar todo el día se quedaron en San Ignacio; los transportistas, por su parte, comprendieron y se sumaron a los sectores movilizados, añade un reporte de la emisora ignaciana, quien intentó, sin éxito, conocer la postura oficial del alcalde.

martes, 21 de octubre de 2014

ADVIERTEN CON UTILIZAR LA FUERZA PARA DESBLOQUEAR RUTA A SAN IGNACIO

El comandante Departamental de Policía en el Beni, coronel Guido Parada, advirtió con utilizar la fuerza si los padres de familia no levantan el bloqueo de caminos que conectan a San Ignacio de Moxos con el resto del Departamento.

Padres de familia bloquearon la vinculación caminera de San Ignacio de Moxos con Trinidad, desde la mañana de este martes, informó radio Mátire.

“Estamos haciendo todo lo posible para que las personas, los pasajeros que están en tránsito hacia otras poblaciones no se perjudiquen”, dijo la autoridad.

“Nosotros vamos a agotar todo el diálogo que sea necesario y si aún así se persiste en esto vamos a tener que utilizar la fuerza porque no queda otra forma. Si la gente no entiende de que está perjudicando a la mayoría por beneficiar a una minoría, entones la Policía va a tener que actuar y despejar la ruta”, argumentó.

Los padres de familia y vecinos exigen el pago del desayuno escolar a las empresas que se encargan de proveer este servicio y que ante el retraso en la cancelación económica decidieron suspender la entrega de los alimentos a los estudiantes. Pero además, protestan por una supuesta mala administración en el municipio ignaciano.