miércoles, 23 de febrero de 2011

DECLARAN ESTADO DE EMERGENCIA EN BENI POR LLUVIAS

El departamento del Beni fue declarado en Estado de Emergencia por las lluvias que causan problemas en tres municipios y llevan riesgo a dos más, informó el director del Comité Operativo de Emergencia (COE), Carlos Dellien.

Representantes de instituciones que conforman el COE tomaron la decisión, la mañana de este miércoles.

La crecida del río Beni, en el sector Oeste del Departamento, inundó viviendas de la población de Rurrenabaque. El agua también afectó a comunidades del mismo municipio y de los vecinos San Borja y Reyes, todos en la provincia Ballivián.

“El agua sigue subiendo, sigue creciendo, y la situación es extremadamente crítica”, dijo Dellien

Las autoridades locales y departamentales comprobaron en un sobrevuelo que los sembradíos de las orillas del río Beni “prácticamente están destruidos”.

El informe con cifras oficiales está en etapa de preparación; sin embargo, las autoridades estiman que son más de 800 las familias afectadas por el agua, 600 familias en Rurrenabaque y otras 200 en el sector de San Borja, donde se desbordó el río Maniqui.

El turbión se dirige hacia el norte y podría afectar a Santa Rosa del Yacuma y Riberalta. El río en el sector de Riberalta tiene más de un metro de barranco, de todas maneras las autoridades declararon “alerta naranja”.

Al sur, habitantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) pidieron ayuda por el desborde de ríos. Este jueves se realizará un sobrevuelo en la zona para evaluar los daños y estimar el número de familias afectadas.

La declaratoria será enviada al despacho de la Gobernación para que la firme el gobernador, Ernesto Suárez, y posteriormente será llevada hasta el Viceministerio de Defensa Civil.

Con la declaratoria, la Gobernación podrá apoyar a aquellos municipios que no cuentan con los recursos suficientes para atender a los damnificados por el desastre natural.

La Gobernación destinó un millón de Bolivianos para atender las emergencias en el departamento durante la gestión 2011, de los cuales 870 mil Bolivianos fueron destinados a la emergencia por el dengue.

100 mil Bolivianos fueron utilizados para comprar alimentos para los damnificados en Rurrenabaque y Reyes, que fueron entregados por el gobernador Suárez el martes.

La Gobernación gestionará ante la Asamblea Legislativa Departamental una reformulación del presupuesto del Gobierno Departamental de este año para poder destinar más recursos a la atención de la inundación, indicó Dellien.